Bilbao 944 221 277   Madrid 917 025 874   sagarminaga@sagarminaga.com

Boletín OFERTAS

Acceso usuarios



Encuesta

¿Cuánto bajarías el precio de tu piso para poder venderlo?
 
El mercado de la vivienda funciona PDF Imprimir Correo electrónico

Raquel Díaz Guijarro - Madrid - 15/06/2011 (CINCO DIAS)

El mercado de la vivienda funciona. Sí, han leído bien, no es una falacia. Después del espejismo que fueron las estadísticas de enero y febrero, desde marzo las ventas de casas se han topado con la cruda realidad de la cuasi eliminación de la deducción fiscal por compra de vivienda. El desplome de las operaciones ha motivado que las primeras cifras de precios relativas a mayo revelen que la caída se agudiza y los expertos advierten: "Esto no ha hecho más que empezar".

Una la de las principales tasadoras del país, Tinsa, publicó ayer que los descuentos medios aplicados el mes pasado fueron del 5,9% anual, cuantía sensiblemente por encima del retroceso del 4,4% registrado un mes antes. Y es que en una pequeña agencia inmobiliaria de Madrid aseguran: "Si no se aplican descuentos bastante por encima del 10%, no se cierra ninguna operación". Ahora bien, de nada sirve bajar el precio de una vivienda puesta a la venta hace ya algún tiempo (en algunos portales de internet aseguran disponer de casas que llevan años en oferta) y no comunicarlo. "Ajuste el precio y cuéntelo", afirma Fernando Encinar, jefe de estudios del portal Idealista.com. Esta empresa ha podido comprobar cómo cada vez que un propietario reduce el precio de la casa que vende, las visitas a su enlace se multiplican.

"Las herramientas informáticas de las que disponemos hoy en día permiten conocer de forma permanente cuántas personas están interesadas por una vivienda e incluso cuánto dinero estarían dispuestas a pagar por una casa. Pues bien, algunos compradores desprecian esa información y no se dan cuenta del error que cometen", explica Encinar.


Estrategias erróneas

¿Por qué ocurre eso? ¿Cómo es posible que existan pisos que llevan años sin venderse? Los responsables de los principales portales inmobiliarios lo tienen claro: "Algunos vendedores parecen vivir en la inopia, ya que fijan precios absolutamente fuera de mercado y cuando llega un posible comprador con una oferta a la baja es como si les escupieran", aseguran.

"No se dan cuenta de que el precio que piden hoy por su casa es el mismo de la oferta que rechazaron hace un año y esta tendencia a la baja no va a parar", advierte el jefe de estudios de Idealista.com. "Hay quien no tiene prisa y prefiere asumir los gastos de una casa vacía antes que enfrentarse a un margen de pérdida que, si se continúa esperando, puede ser mucho mayor", reconoce Miguel Ángel Alemany, director general de Pisos.com.

Ambos coinciden en que se trata de estrategias erróneas para la situación actual del mercado. De los tres dinamizadores de la venta de casas (precio, empleo y crédito), el primero es el que cobra más relevancia, ya que ni la financiación ni los niveles de paro van a mejorar ostensiblemente a corto y medio plazo.

"Con el añadido de que los que van a comprar están ahora mucho más informados que antes sobre lo que se mueve en la zona que les interesa. Además, la regulación de los precios hará que las próximas generaciones puedan acceder a la compra de un piso de forma más asequible y acorde con su nivel de renta", aclara Alemany. Los analistas recuerdan que los precios de las casas han vuelto a los niveles de 2005, "pero deberían retroceder aún a los valores de 2002 o 2003 que fue cuando se dispararon muy por encima de lo que estaban creciendo los salarios y la inflación". Por eso, ofrecen dos consejos claros tanto a los vendedores como a los compradores de vivienda.

Al vendedor, que "si en los últimos seis meses no ha recibido ninguna oferta en firme y le proponen una rebaja, aunque sea del 25%, acéptela porque nadie le garantiza que vaya a aparecer otra propuesta mejor", propugnan. Y al comprador, que acuda a una agencia, "porque estas empresas están acostumbradas a negociar las ofertas mejor que ellos".

El ajuste de precios registrado hasta ahora, pero, sobre todo, el que se avecina, fue uno de los argumentos que ayer esgrimió para comprar casa en España, la secretaria de Estado de Vivienda, Beatriz Corredor, en Estocolmo, última parada del road show realizado para impulsar a este mercado en Europa.